Histórico de Noticias

En curioso episodio un invitado intentó usurpar la banda de la jueza que ofició la boda

Tamaño letra:

02.08.18, de DICOMI-SCJ.- En un curioso episodio ocurrido ayer en la sede de los Juzgados de Paz Departamental de Salto, una persona que concurrió en calidad de invitado a un casamiento civil fue sorprendido apropiándose de la banda ceremonial que había utilizado la jueza para oficiar el enlace nupcial.

Según la información aportada desde la oficina afectada, para la jornada de ayer estaban previstas dos ceremonias de casamiento en el Juzgado de Paz Departamental, las que serían oficiadas por Dra. Natalia P. López.
El primer casamiento estaba coordinado para las 14:30 horas, pero el novio -una persona privada de libertad- que debía ser conducido al juzgado, arribó en torno de las 15:20 horas. La ceremonia comenzó a las 15:30 y una vez finalizada la jueza López procedió a retirar la banda que porta en su cintura para actuar como Oficial de Registro de Estado Civil, dejándola apoyada sobre el escritorio que se encuentra en el Despacho, con intención de volver a utilizarla luego en el siguiente casamiento que estaba coordinado para las 16:00 horas.
La jueza se retiró a su despacho y a los cinco minutos aproximadamente, concurre una funcionaria para preguntarle si se había llevado la banda (una cinta ancha confeccionada en raso blanco con cuatro franjas horizontales de color azul invocando los colores patrios), porque la misma no se encontraba en el lugar que siempre se usa para dejarla. La jueza constata el extravío de la banda y se dirige hacia el grupo que concurrió al casamiento, el cual ya se encontraba en la vereda por la calle Rincón, preguntándoles si alguien la había tomado. Responden que no, que nadie la había tomado y que allí se encontraban todos los asistentes al casamiento. Ante esta situación y apoyándose en la presencia de dos funcionarios policiales en el lugar, se les solicita a los invitados que ingresen nuevamente al despacho. Una vez allí la magistrada advierte que los flecos de la banda que buscaba sobresalen por la parte trasera del pantalón de uno de los invitados que se encontraba de espaldas, a quien de inmediato le dice: "me hace el favor y me devuelve la banda". Sin voltear, el interpelado retira la misma de entre su pantalón y luego, girando hacia la magistrada, se la devuelve.
Inmediatamente los funcionarios policiales que se encontraban realizando la custodia del novio proceden a retirarlo del despacho hacia el pasillo y allí lo esposan. Una vez esposado, otro de los invitados avanza sobre él y le propina varios golpes de puño en el rostro antes de que pudieran separarlo. Se escucharon luego algunos gritos, pero no ocurrieron más altercados.
Concurrió al Juzgado un móvil policial a efectos de recabar la denuncia y se le tomó declaración a la funcionaria judicial que fue testigo de estos hechos.
Posteriormente y en horas de la noche, se solicitó a la magistrada que ratificase la denuncia en la División Investigaciones de Jefatura de Policía Departamental.