Histórico de Noticias

Policía resultó condenado por hurtar combustible de vehículos oficiales

Tamaño letra:

12.06.18, de DICOMI-SCJ. - La Jueza Letrada en lo Penal de 44º Turno, Dra. Diovanet Olivera, mediante proceso abreviado, condenó con prisión a un agente policial que se apropiaba del combustible de los vehículos oficiales de su dependencia.

Según consta en las actuaciones, el agente P. se desempeñaba como pistero en el Grupo de Reserva Táctica (G.R.T.) del Ministerio del Interior.

En un procedimiento de supervisión que se realizó a esta oficina se constató que P. sustrajo combustible de los vehículos que se encontraban en el lugar mediante la manipulación de una bomba de combustible.

Posteriormente, los bidones que contenían este líquido fueron hallados en el baúl de otro móvil policial y en su vehículo particular.

En la audiencia de formalización solicitada por la Fiscalía Letrada de Delitos Económicos y Complejos, el indagado admitió ser responsable de los cargos que se le imputan y accedió a tramitar un proceso abreviado según lo establecido en el art. 272 del nuevo Código de Proceso Penal.

En su resolución, la magistrada condenó a R.A.P.E. como autor penalmente responsable de dos delitos de peculado, uno de ellos en grado de tentativa, en régimen de reiteración real a la pena de catorce meses de prisión, con descuento de la detención cumplida, la cual fue sustituida por la pena de libertad vigilado con plazo de intervención igual al que reste cumplir de aplicarse efectivamente la pena que se sustituye.

Asimismo, dispuso:

- La presentación del plan de intervención correspondiente por parte de la Oficina de Supervisón de Libertad Asistida (OSLA) en un plazo de 45 días.

- La obligación del indagado de residir en un lugar determinado, donde sea posible la supervisación por OSLA y de pagar al Estado los gastos de alimentación, vestido y alojamiento según lo dispuesto por el art. 105 literal e) del Código Penal.

- La inhabilitación especial del agente por un período de dos años.

- La restitución del combustible incautado a la dependencia policial actuante y la devolución del vehículo al imputado.