Histórico de Noticias

Juez Gómez procesó a 3 personas vinculadas con agresión sobre un abogado en su estudio

Tamaño letra:

07.06.17, de DICOMI-SCJ.- El Juez Letrado en lo Penal de 5º Turno, Dr. José María Gómez, decretó el procesamiento con prisión de un hombre que, portando un arma, amedrentó a un abogado en su estudio particular, de acuerdo a un encargo que le habían realizado, y a otros dos por encubrimiento.

El pasado 23 de mayo, en horas del mediodía, el indagado G.R. se presentó en el estudio del Dr. G.B. y le solicitó a su secretaria una entrevista con él por un asunto penal, relacionado con un conocido del abogado, oriundo de la ciudad de Rivera. Posteriormente, en la reunión, R. le explicó el caso al Dr. B. y le solicitó que se hiciera cargo de la defensa. Al abogado le tomó por sorpresa la inexactitud de los datos que le aportó R. y le mencionó una cifra alta de honorarios para que el hombre desistiera del pedido, pero éste continuó interesado. Antes de retirarse, el indagado le indicó al abogado que la mujer del recluso asistiría al día siguiente para traerle un adelanto.

El 24 de mayo, el Dr. B. tenía agendada una entrevista con la Dra. V. M. y el Sr. P. N., que se venía desarrollando en el escritorio desde poco antes de las 16 horas. En ese momento, irrumpió en la oficina una persona vestida de mujer con una peluca rubia, un buzo verde, calzas de mujer y una cartera, apuntando con un revólver al abogado. El Dr. B. reconoció al sujeto, tratándose de la misma persona con la que había hablado el día anterior. R. le apuntó con el revólver al abogado, mientras éste intentaba calmarlo. Cuando B. se acercó al indagado, el sujeto gatilló dos veces en dirección al pecho, pero las balas no salieron. Posteriormente, B. se trabó en lucha con el agresor, el cual gatilla dos veces más apuntando a la cabeza, con el mismo resultado. Por ello, el indagado golpeó fuertemente la cabeza de B. con el arma, lo que le produjo una herida cortante.
Finalmente, R. se retiró del lugar, dejando en el escritorio una cartera de mujer que perdió en el forcejeo, donde se encontraba un celular que, minutos antes, le había sustraído a la secretaria del Dr. B.

Según surge de las declaraciones del indagado, el mismo reconoce que se dirigió al estudio jurídico del Dr. G. B. por encargo de una persona desconocida. Además, expresó que días antes del hecho, le dejaron un sobre que decía “para G. el Chucky”, que contenía en su interior una nota en la que le proponían “asustar” a un profesional, por la suma de $50.000. La mitad del dinero, sería entregada antes de realizar el pedido junto con los datos de localización y una imagen del abogado.
Asimismo, luego del evento, alardeó de su actividad como “sicario” y envió a sus amigos videos con imágenes y mensajes encriptados donde aseguraba su rol. En ese contexto, los coindagados W. A. R. y C. B. actuaron en beneficio de R., ya que de inmediato borraron toda la información transmitida a solicitud de R..

El magistrado dispuso el procesamiento con prisión de G. A. R. M. por un delito de privación de libertad en concurso fuera de la reiteración con un delito de homicidio muy especialmente agravado en grado de tentativa, en régimen de reiteración real con un delito de hurto en grado de tentativa. En el caso de W. A. R. P. y de C. A. B. L., se dispuso el procesamiento con prisión por un delito de encubrimiento.


auto