Histórico de Noticias

Hombre que lanzó garrafa desde la Tribuna Amsterdam e hirió a policía fue procesado con prisión

Tamaño letra:

02.12.16, de DICOMI-SCJ.- El Juez Letrado en lo Penal de 3º Turno, Dr. Gustavo Iribarren, decretó el procesamiento con prisión de un hincha de Peñarol que en el marco de los saqueos perpetrados en el Estadio Centenario el pasado domingo, sustrajo una garrafa de 13kg del lugar, lanzándola desde lo alto de la tribuna Amsterdam, impactando sobre efectivos policiales.

Según surge de las investigaciones, el indagado M.J.V.E., de 26 años, ingresó al estadio junto con otros parciales hacia la tribuna Amsterdam, lugar que había sido destinado para el Club Atlético Peñarol. Minutos antes de la hora establecida para el comienzo del partido, un grupo de concurrentes comenzó a ejercer violencia contra el personal de la recaudación del estadio y contra los comercios allí instalados. En ese marco, M.J.V.E., molesto por el presunto trato desigual que la policía habría deparado a ambas hinchadas, se dirigió hacia uno de los comercios y tomó una garrafa de gas. Luego, cargó el envase por la tribuna hasta llegar al último balcón y desde allí la lanzó hacia el centro de un grupo de policías que se encontraba abajo custodiando el ingreso. Como consecuencia de ello, uno de los efectivos policiales sufrió una lesión en su hombro izquierdo.

M.J.V.E. fue procesado con prisión por un delito de homicidio especialmente y muy especialmente agravado, además de un delito de receptación. El magistrado consideró que la voluntad homicida es un fenómeno psicológico que no puede ser objeto de prueba directa, la misma debe conjeturarse a partir de las circunstancias exteriores de la conducta del agente y que permitan una interpretación razonada de la motivación, intención y finalidad perseguidas; apreciaciones que deben fundarse en el conocimiento del comportamiento humano que dictan las reglas de la común experiencia. Además, expresó que “quien lanza desde la altura un objeto del tamaño y peso de una garrafa de gas conoce cabalmente que su acto es pasible de ocasionar la muerte de quienes se encuentran reunidos al pie de esa vertical”.


auto