Histórico de Noticias

Juez Arsuaga procesó a policía que mató a sospechoso durante operativo de detención

Tamaño letra:

policia20.05.15, de DICOMI-SCJ.- El Juez Letrado de Primera Instancia en lo Penal de Tacuarembó de 1º Turno, Dr. Gonzalo Arsuaga, dispuso el procesamiento con prisión de un agente policial que mató a un hombre sospechado de robar gasoil durante el operativo realizado para su detención.

En la madrugada del día 15 de mayo del corriente, dos funcionarios policiales de la Seccional Primera concurrieron a la calle Agraciada entre Washington Beltrán y 25 de Agosto, alertados del posible hurto de gasoil de un camión que se encontraba en el lugar. Al llegar comprobaron derramamientos en los tanques de combustible de dos camiones allí aparcados, así como la existencia de recipientes plásticos y la presencia de dos individuos que se desplazaban por el lugar e intentan alejarse en una motocicleta.
Durante el operativo de detención se producen forcejeos y uno de los policías dispara sobre el brazo izquierdo de uno de los sospechosos, logrando reducirlo para luego trasladarlo al Hospital Regional. El herido fallece momentos después debido a anemia aguda por lesiones en vasos del cuello y mediastino alto.
La Fiscal Letrada Departamental de Tacuarembó de 2º Turno, Dra. Claudia Lete, solicitó el procesamiento con prisión del policía que efectuó el disparo por considerar que incurrió en el delito de homicidio a título de dolo eventual.
Existe dolo eventual cuando el responsable del ilícito, "aún no habiendo tenido la finalidad de producir la muerte verificada, prefiere sin embargo sufrir la consecuencia de su hecho, antes que renunciar a ese proyecto presentado que -aún con riesgo del resultado previsto- quería realizar". De ahí que debe responder con dolo eventual "ya que ha consentido para el caso, que la muerte derivara de su hecho; ergo, ese evento estaba incluido indirecta y eventualmente en su intención".
El abogado defensor argumentó que la conducta del efectivo policial debía considerarse como legítima defensa de terceros, pero el magistrado no compartió esa apreciación, señalando que apenas llegados al lugar del hecho el indagado procedió a esposar al primer detenido, quien se tiró al suelo como se le ordenó, sin ofrecer resistencia, por lo que estaba en condiciones de colaborar con su compañero en la reducción del segundo sospechoso.

 

auto