Histórico de Noticias

Juez Ciganda procesó a un hombre que disparó por la espalda sobre otros dos en su vivienda de Rio Branco

Tamaño letra:

balas28.04.15, de DICOMI-SCJ.- El Juez de Paz Departamental de Río Branco, Dr. Juan B. Ciganda, actuando en subrogación al frente del Juzgado Letrado de dicha localidad, procesó con prisión a una persona que disparó sobre otras dos por la espalda cuando al parecer pretendían hurtar en su domicilio.

El hecho ocurrió en el barrio Nano Pérez sobre el mediodía del 26 de abril. Dos jóvenes de 15 y 18 años golpearon en una casa y luego forcejearon la reja de la puerta del frente, así como una ventana. Después derribaron una portera lateral e ingresaron por un corredor hacia el patio de la vivienda.
El ocupante de la vivienda declaró que estaba almorzando en su dormitorio cuando sintió ruidos y salió al frente de su casa, e ingresó por el corredor advirtiendo que intentaban robarle gallinas. Agrega que uno de los desconocidos lo amenazó, por lo que volvió al interior y tomó su rifle, disparando al aire y efectuando otros disparos al frente, sin certeza sobre la dirección de los mismos.
En su resolución, Ciganda establece que el ahora procesado "disparó indiscriminadamente y a mansalva" contra los invasores, "acribillándolos, con resultado muerte para uno y lesión grave para el otro".
Según su criterio el imputado "falta a la verdad al decir que efectuó disparos al aire desde la puerta trasera de su finca".
Considera llamativo que los únicos casquillos hallados en el lugar estaban afuera del domicilio, del lado de la vereda, donde está ubicada la portera de acceso lateral. Esto lo constató el suscrito a simple vista al constituirse el día del hecho. Agrega que "las seis vainas encontradas en el frente de la casa se corresponden con los impactos y las heridas sufridas por las víctimas (3 impactos cada uno) y hacen presumir que el encausado efectuó todos los disparos desde afuera (vereda) hacia adentro de la finca (entrada lateral)".
"Es importante destacar que los cuerpos de A. y de S. presentaban heridas de bala con orificio de entrada en el medio de la espalda, además de otras regiones corporales" indicó el juez fundándose en los resultados de la autopsia realizada.
Añade que "se efectuó un exhaustivo rastrillaje en la salida de la puerta trasera, desde donde C. sostiene haber efectuado los primeros dos disparos, pero el resultado de la búsqueda arrojó resultado negativo".
No se halló el cuchillo con el cual, según el imputado, se le amenazó. Los agentes policiales que concurrieron al lugar cuando se les alertó de lo que acontecía coinciden en que la portera, de un metro sesenta centímetros de altura, estaba cerrada cuando ocurrieron los hechos. Por ello resulta claro que en vez de buscar ayuda, el procesado optó por tomar su rifle calibre 22 y "disparar sobre N. A. y D. S. por la espalda y a través de una portera cerrada con candado".

 

auto