Histórico de Noticias

Presidente de la SCJ afirma que la institucionalidad debemos cuidarla entre todos

Tamaño letra:

26.03.15, de DICOMI-SCJ.- "Los jueces en el Uruguay somos de carrera vitalicia. Nosotros vemos pasar los gobiernos y nuestra visión es de largo plazo" dijo el Presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) dando posibles razones a las diferencias de enfoque entre gobierno y Justicia en entrevista brindada a El Observador TV el pasado martes.

Consultado por el periodista sobre la relación de la Justicia con el ex Presidente de la República José Mujica, dijo que se dio "una situación muy curiosa", porque "el relacionamiento personal de todos los Ministros de la SCJ a nivel personal con el Presidente Mujica fue bueno" y en contrapartida "en la última parte de su mandato se deterioró bastante el relacionamiento institucional".
Chediak sostuvo que este tipo de inconvenientes "no es bueno para nadie y no es bueno para el sistema".
"Cuando surgen problemas entre los poderes del Estado no se beneficia ninguno, sino que todo el sistema termina en un circuito de pérdida-pérdida, perdemos todos y en realidad se desprestigia la institucionalidad democrática que todos debemos cuidar" apuntó.
Al ser preguntado si efectivamente hubo un daño en la imagen de la Justicia, el Ministro entrevistado dijo que "no lo reflejan las encuestas, el Poder Judicial del Uruguay sigue siendo después del de Canadá, el que está percibido a nivel internacional como el de mayor confianza y mayor independencia". Y agregó que "esto va acompañado de que Uruguay rankea muy bien entre las democracias".
"Puede parecer obvio, pero cuando decimos que tenemos que cuidar la institucionalidad no quiere decir que cada uno cuide la propia; que los jueces cuiden el Poder Judicial, los legisladores cuidan el Poder Legislativo, y el Presidente y sus Ministros cuiden el Poder Ejecutivo".
"Todos, en las tres ramas del gobierno tenemos que cuidar a todas las ramas del gobierno" enfatizó el alto magistrado.
Consultado en cuanto a lo que considera el principal problema en la relación con el pasado gobierno, dijo que "el problema más complicado fue quizás la metabolización del control de constitucionalidad en los otros dos poderes del Estado".
Refirió así al "control de constitucionalidad que existe en toda democracia" y que "en Uruguay viene del año 1934 –no es de ahora- y nunca había generado el tipo de problemas al ejercitarse que tuvimos en los últimos cinco años".
"Los padres fundadores de los Estados Unidos diseñaron un sistema que divide el poder. Ese poder que estaba concentrado en los reyes y emperadores, (pero que) con la revolución norteamericana y en base a las ideas de Montesquieu, se decide que la única forma de proteger los derechos individuales de cada uno es que nadie lo tenga todo para sí".
"Es un sistema basado en la desconfianza. Tenemos que tener distintos centros de poder que se controlen unos a otros" subrayó el entrevistado.
"¿Quién rige por sobre los tres poderes?. Es la constitución de la República" puntualizó Chediak haciendo uso de una pregunta retórica.
"¿Y quién es el guardián de la Constitución de la República?. Desde hace 230 años es el Poder Judicial".
"La última palabra sobre el marco constitucional la tiene el Poder Judicial".
"Ese es el control de constitucionalidad, es el control sobre todo de la actividad parlamentaria, de quienes dictan las leyes. El Poder Legislativo es sin duda el más representativo, pero tiene que tener, como cualquier poder democrático, sus límites".
"El tribunal constitucional, es decir, la Suprema Corte de Justicia, es la que pone los límites últimos. Así es como funciona y está bien que funcione así" expresó Chediak.
"Cuando se empezó a señalar que, de alguna manera ese control constitucional ponía palos en la rueda, lo que se está haciendo es describiendo el rol".
"El control constitucional es un freno y este sistema, técnicamente, es un sistema de frenos y de controles, los poderes nos frenamos y nos controlamos mutualmente, y la Corte frena y controla sobre todo al Poder Legislativo".
"Esto nunca había generado respuestas destempladas de parte de los poderes controlados y, sin embargo, es notorio que en este período anterior sí las hubieron".
"Esto es atípico para el Uruguay" porque "llevamos muchísimos años de control constitucional y no ocurrían estas repercusiones mediáticas que tuvimos ahora".

 

VER ENTREVISTA DE EL OBSERVADOR TV AL PRESIDENTE DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA