Artículos

Se cumplieron 20 años de instaurados los Centros de Mediación del Poder Judicial, que ahora se están extendiendo a todo el país

Tamaño letra:

Lange2b24.08.16, de DICOMI-SCJ.- En el mes de marzo del presente año, el Programa de Mediación del Poder Judicial cumplió 20 años. Su creación fue dispuesta por la Suprema Corte de Justicia mediante Acordada No. 7.276 del año 1996. En el marco de esta conmemoración, el equipo de la División de Comunicación Institucional conversó con la Directora del Departamento de Mediación, Lic. Laura Lange.

La Suprema Corte de Justicia comenzó a tomar contacto con la mediación en base a algunas experiencias desarrolladas en Minnesota, a través del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Es así que en 1995 se comienza a capacitar a los futuros Mediadores y por solicitud de la Corporación las profesionales del Departamento de Asistencia Social (DAS) elaboran un proyecto de funcionamiento. Al mismo tiempo, debido a la falta de locales descentralizados, se suscribe un Convenio de Cooperación Interinstitucional con el Ministerio de Salud Pública, con el fin de concretar la instalación de Centros de Autocomposición de Conflictos en diferentes zonas del Departamento de Montevideo. Según explica Lange, los objetivos originales que aún se mantienen buscaban facilitar un medio opcional para la autocomposición de conflictos, con Centros de Mediación ubicados en zonas periféricas de la ciudad de Montevideo, acercando a las personas de escasos recursos y quienes tienen más dificultades económicas para acceder a los servicios de justicia.


“En Uruguay hace mucho tiempo que existe la disposición a métodos de resolución de conflictos voluntarios y conciliatorios, no necesariamente a través de juicios”


Lange1

Para conocer en qué consiste esto de la mediación, le consultamos a Lange cómo es la jornada de un mediador, y esto fue lo que nos explicó: Los mediadores trabajan 6 horas y 15 minutos efectivas. Tienen media hora desde la entrada hasta empezar la atención al público para organizar todo. En la agenda hay entrevistas previas con las partes, así como audiencias de mediación. “De un tiempo a esta parte venimos trabajando con este sistema. Si viene la persona a consulta y solicita una mediación no le fijamos en el momento la fecha, le pedimos sus datos personales, los datos de la otra persona a la que invitamos a concurrir al Centro, para que también sepa en qué consiste la mediación y pueda decidir libremente, y una vez en conocimiento, si quiere o no mediar con esa persona”.

Se considera que una mediación no puede durar más de una hora y media. Pasado ese lapso, se empieza a perder la capacidad de concentración, tanto de la persona que está llevando adelante la mediación como las partes. Si no se terminó de resolver, se puede hacer una prórroga.
Además, entre mediación y mediación, los funcionarios tienen que descansar y muchas veces ya hay gente para la consulta siguiente. "Tenés que atenderla, escucharla y explicarle en qué consiste la mediación".


 “Cada consulta te lleva su tiempo, porque la gente viene preocupada, a veces enojada. Hay que escucharla, darle espacio y después explicarle en qué consiste la Mediación. Eso te lleva tiempo y, según la persona, te insume más o menos tiempo. Hay gente más expeditiva y hay gente que le toma más poder desahogarse o expresar qué conflicto tiene”.



Además, Lange resaltó que el servicio de mediación del Poder Judicial es gratuito y accesible para toda la población en forma voluntaria.

Por otra parte, le preguntamos a la Lic. Lange sobre los mayores logros obtenidos durante estos 20 años, respondiendo que “el logro más importante fue cuando pudimos empezar a extenderlo al resto del país”. Agregó que le parecía totalmente discriminatorio que existieran Centros de Mediación solamente en Montevideo y que el resto de la población no tuviera acceso a este mecanismo de resolución de conflictos.

Esta es una herramienta muy importante, que realmente en estos 20 años ha demostrado que da resultados y hay lugares donde no la tienen.
Por ejemplo, nosotros estamos cubriendo prácticamente todo el litoral, con centros situados en Salto, Paysandú y Soriano. Además, disponemos de 5 centros en Montevideo, 3 en Canelones, 2 en Maldonado y 1 en Rocha. Por otra parte el Centro de Mediación de San José está cerrado temporalmente porque los dos cargos de Mediador se encuentran vacantes y estamos finalizando los concursos para proveerlos. El Centro de Florida todavía no lo abrimos por falta de local, pero está por solucionarse a la brevedad.
No tenemos Centros de Mediación en Artigas, Río Negro, Colonia, Flores, Durazno, Tacuarembó, Rivera, Cerro Largo, Treinta y Tres y Lavalleja, ni prevista su apertura.
Para mí es el logro más importante. Me encantaría poder ver la extensión de este programa a todo el país.
Después, la Mediación tuvo diferentes etapas con mayor o menor aporte de la Suprema Corte de Justicia. Creo que desde el 2008 a esta parte, realmente el apoyo de la Institución ha sido muy importante, por eso hemos podido ir creciendo.

También estamos en otra etapa: los Mediadores han dado muchas charlas en distintos colegios y escuelas. Nos llaman para solicitarlas y se va a dar una charla para que maestros y alumnos sepan qué es la mediación. Se da mucho en el liceo porque en 3er. Año, en "Formación ciudadana" se abordan los temas Resolución de Conflictos y Mediación. Dimos un curso en el Instituto Nacional de Rehabilitación para el Centro de Formación de operadores penitenciarios, y estamos estudiando la posibilidad de firmar un convenio entre el Ministerio del Interior y el Poder Judicial para continuar la formación en ese centro, porque entendemos que el camino más adecuado es fortalecer la comprensión de esta herramienta para mejorar la convivencia.

También tenemos pendiente un curso de Mediación para funcionarios judiciales, el cual ya está autorizado por División Recursos Humanos, pero no hemos podido instrumentarlo aún. Nos interesa llegar a todos los funcionarios judiciales que estén interesados en formarse en la temática.

banner 20anios mediacion