Un código es una obra política, puede no gustar a la cátedra pero debe dar garantías a la sociedad, dijo el Ministro Chediak

Tamaño letra:

chediak 26 07 18 280px31.08.18, de DICOMI-SCJ.- El Ministro de la Suprema Corte de Justicia, Dr. Jorge Chediak, se explayó en los diferendos que mantiene con el Ministro del Interior, para quien la baja inicial en el número de reclusos a partir de la implementación del nuevo Código de Proceso Penal es causa de un importante aumento en la tasa de delitos. Entrevistado por los periodistas María Inés Ubaldía y Gerardo Sotelo para el programa "La tarde en casa", el magistrado expuso su punto de vista sobre este tema.

"Reconozco que es verdad que hubo una baja importante en la población carcelaria, sobre todo en los meses de noviembre y diciembre de 2017 y en enero de este año" dijo el entrevistado, agregando que "esa situación no parece explicar por si misma un salto fenomenal, como lo señaló el señor Ministro del Interior, en el entorno de 5.000 rapiñas adicionales en un universo de 20.000".
Aproximándose a la causa de este salto estadístico ocurrido en noviembre del pasado año, el Dr. Chediak indicó que "parcialmente pudo estar en la implementación del nuevo código de proceso penal" razón por la cual "las reformas van en el sentido correcto y por eso las hemos apoyado fervientemente".
En este marco, el magistrado puntualizó la necesidad de "alertar dos cosas".
En primer lugar "no hubo saltos o picos de delincuencia inmediatamente posteriores a fenómenos que pudieron haber sido análogos, como las amnistías que ha habido en Uruguay".
"Hubo una amnistía de presos comunes al inicio del primer gobierno del Dr. Julio María Sanguinetti, y otra amnistía de presos comunes al inicio del primer gobierno del Dr. Tabaré Vázquez, y en ninguna de esas instancias se produjo en forma inmediata, pese a que se liberaron centenares de delincuentes comunes, un salto abrupto de la tasa de delitos".
"Lo que sí hubo en los últimos treinta años es que los delitos han venido consistentemente aumentando sea cual sea el gobierno" puntualizó.
Y en segundo término señaló otro diferendo que mantiene con el Ministro del Interior en cuanto a la interpretación de los datos existentes, porque "es muy fácil ver la gráfica estilo montaña, como ocurre en el caso de Estados Unidos, con treinta años de los delitos subiendo y treinta años de los delitos bajando" porque se puede apreciar "que en 1992 hubo un punto de inflexión porque lo vemos treinta años después".

tasa robo homicidios eua 1972 2010

"Cuando uno está viviendo el fenómeno no puede saber, por variaciones menores en las tasas de delincuencia, si efectivamente se subió hasta la cima de la montaña y se está ante un punto de inflexión, o es simplemente parte de las bajadas y subidas que la tendencia de la ladera de la montaña tiene" ilustró Chediak.
"Entonces, decíamos hace dos años que era muy aventurado pronosticar en base a algunos meses de baja de algunos delitos que la tendencia se había revertido y que los delitos estaban en la baja".
"En general, como ocurre en materia estadística vinculada a las ciencias sociales, las líneas son quebradas y no sabemos si se ha llegado o no a esa situación" reflexionó.

"Es un magnifico ejemplo de inteligencia y de flexibilidad, del sistema político todo, aprobar de forma tan rápida estas modificaciones quirúrgicas".

"Sé que algunas, lo tengo muy claro porque soy docente, no cuentan con el beneplácito de la cátedra", indicó el Dr. Chediak, invocando en su auxilio a la mayor autoridad procesal que ha tenido Uruguay, el maestro Eduardo J. Couture, para quien "un código no es una obra académica cuyo fin sea consagrar principios de cátedra, sino que un código es una obra política cuyo fin es mejorar las condiciones de vida de la gente".

tasa encarcelamiento eua
"Esto es un código y, por tanto, una obra política, y si las soluciones que se terminan consagrando, porque son las que se estiman mejores, resultan no coincidir con el purismo de cátedra, mala suerte, lo importante es obtener un instrumento -que no vale por sí- que sea lo más funcional a lo que se pretende posible, y lo que se pretende es mejorar las garantías de todos, no sólo de los delincuentes -porque muchas veces se hace hincapié en eso, que también es así- sino también de las garantías de la víctima y de la sociedad toda, porque aquí todos somos interesados, porque potencialmente somos víctimas posibles de la delincuencia y a la sociedad no le es indiferente cómo se resuelve este asunto" concluyó Chediak.