Nuevo CPP no se creó como solución al problema de la inseguridad, reafirmó Ministro Chediak

Tamaño letra:

arriba gente 26 07 18 web26.07.18, de DICOMI-SCJ.- El nuevo Código de Proceso Penal (CPP) no fue creado con el propósito expreso de constituirse en solución de los problemas de seguridad que tiene el país, explicó hoy el Ministro de la Suprema Corte de Justicia, Dr. Jorge Chediak, en ocasión de una entrevista con los comunicadores Humberto de Vargas y Danilo Tegaldo para el programa televisivo "Arriba Gente". La mencionada norma, explicó Chediak, fue la respuesta para renovar un procedimiento obsoleto que ya habían dejado atrás la mayoría de las naciones iberoamericanas.

"Como se recordará, no nos sumamos al marketing que se hacía respecto del código -pese a que somos uno de sus padres- en el sentido de que tendría un efecto importante para la seguridad, porque no se diseñó para eso" dijo de forma terminante el Dr. Chediak ante la proposición que continúa asociando la implementación del nuevo cuerpo normativo con un expreso propósito de mejorar la seguridad ciudadana.
"No se tuvo nunca en cuenta que el código fuera a ser una herramienta de lucha contra el delito per se" subrayó a continuación, agregando que "la idea era dejar de lado un procedimiento obsoleto, que funcionaba muy bien, porque lo diremos una y otra vez, no se estaba cayendo a pedazos, ni siquiera se estaba cayendo, tanto es así que estamos tratando de llegar a los números que el sistema promedialmente tenía en los años 2016 o 2017, pero que debía cambiarse por una modalidad más transparente, más veloz (y veloz lo está siendo, porque vemos que los procesos abreviados son más rápidos) y, además, sobre todo, que fuera mucho más entendible para la ciudadanía en el sentido de saber cuál es el rol del fiscal, el rol de la defensa y el rol del juez".
El entrevistado recordó que en ocasión de la ceremonia de lanzamiento del nuevo Código de Proceso Penal que se realizó en el Parlamento Nacional "habíamos pedido disculpas, a nivel personal y por el Poder Judicial, por los probables e inevitables errores que la implementación iba a traer".
Agregó también que "hemos quedado muy a la retaguardia en esta reforma" porque "ya hubo una veintena de países iberoamericanos que han hecho la reforma y en todos ha habido problemas, así que no podía ser Uruguay la excepción en un proceso de transición complicado como el que estamos viviendo y en el que el código no ha tenido tiempo de aceitarse y mostrar sus mejores caras".