Las fuerzas militares no pueden utilizarse como sucedáneo de la policía, expresó el Ministro Chediak

Tamaño letra:

chediak 24 05 1828.05.18, de DICOMI-SCJ.- No es conveniente que los efectivos militares sustituyan en su labor a la Policía Nacional, sostuvo el Ministro de la Suprema Corte de Justicia, Dr. Jorge Chediak, en el transcurso de una entrevista que le realizara el Dr. Gustavo Vaneskahian, conductor del programa ¿Quién es quién? que se emite por TNU y radio Diamante FM. Chediak expresó, además, que no estaba de acuerdo con realizar modificaciones a la normativa constitucional para posibilitar los allanamientos nocturnos.

Consultado por Vaneskahian en cuanto a la conveniencia de que los militares realicen funciones naturales de la fuerza policial, el Dr. Chediak expresó: "creo que no hay que cambiar la Constitución de la República".
"Los militares cumplen una cantidad de tareas de apoyo a la seguridad. El control perimetral de las cárceles por parte de los militares ha sido extremadamente efectivo. Prácticamente no se ha fugado nadie, cuando además del control natural hay un control externo perimetral por parte de los militares" señaló.
"Los militares son esenciales en controlar una frontera altísimamente porosa que tenemos sobre todo con Brasil, pero también con Argentina, porque el río Uruguay no es muy ancho y no significa un obstáculo físico para eso" agregó.
"Creo que podrían también ayudar en la protección de embajadas y hay una cantidad de funciones que ya hacen hoy y otras en las que podrían ayudar", pero "lo otro es una decisión política" indicó refiriendo a la decisión de llevar a las calles a los efectivos militares.
"Cuando se señala que en el exterior las fuerzas de las Naciones Unidas, que Uruguay integra con distinguidos batallones, cumplen funciones policiales, ellos dicen que no (los mismos militares lo dicen), que si desagregamos cumplen básicamente funciones militares y no policiales" y que "quienes cumplen funciones policiales en Naciones Unidas son gente especializada que proviene del ámbito policial".
"Yo le diría que como organismo de apoyo sí", pero que "como sucedáneo de la Policía, salvo casos excepcionales, no" sintetizó el Dr. Chediak.
Preguntado en relación con la existencia de puntos en los que no rige la autoridad pública, el Ministro Chediak explicó que "el Estado tiene la obligación de controlar el 100% de su territorio, no puede haber ningún lugar, ni un metro cuadrado que esté fuera del poder estatal".
"No puede haber zonas rojas donde la presencia estatal tenga que ser esporádica y no pueda afincarse" aunque "puede ser que en algunas situaciones, como ha pasado en Brasil, sea necesaria la presencia puntual de fuerzas que tienen un entrenamiento y un armamento superior, para asegurar la presencia del poder Estado, pero creo que exclusivamente en forma puntual".
"El Estado, como razón última, podría recurrir, en un marco legal adecuado, a la utilización de la fuerza militar, transitoriamente, a los efectos de restablecer el orden que el Estado debe brindar" terminó señalando Chediak.
Respecto de la posibilidad del allanamiento en horas de la noche (tema recurrente de la agenda sobre seguridad), el entrevistado indicó no estar de acuerdo con ello, pero admitió que "es una medida a estudiar".
"Es cierto que en algunos países democráticos se ha realizado" y que "no atentan básicamente contra la existencia misma del Estado de Derecho, pero creo que no es necesario".
"Es verdad que en horas de la noche es sencillo deshacerse de las pequeñas cantidades (de estupefacientes) que a última hora en las bocas de microtráfico existen, pero creo que lo que ha bajado sobre todo últimamente es la efectividad del combate contra las grandes organizaciones de ingreso, egreso y distribución de estupefacientes".
"No hemos logrado sustituir con una herramienta igualmente efectiva la interceptación telefónica, dependíamos demasiado de la interceptación telefónica y habíamos adelantado junto con todos los organismos involucrados que El Guardián no podía interceptar Whatsapp" razón por la cual "hoy no tenemos esa herramienta de lucha contra el crimen organizado" concluyó Chediak, señalando que se impone hallar la forma para superar esta limitante.